lunes, 14 de marzo de 2011

"No hay casa de empeños para el corazón, no puedes sacártelo y dejarlo por un tiempo en un trapo limpio y recuperarlo en tiempos mejores." J.W.

lunes, 28 de junio de 2010

Después de terapia

El tratamiento será complicado, deberas sacar fuerzas de donde nunca has tenido, y en algunos casos apedrear algunas ventanas hasta obtener lo que quieras: respuestas, reacciones, qué se yo!
Deberás de mentir, pegar y tomar mucha agua; después calmarte, dormir y volver a empezar.
Te deberás quitar prejuicios y exponerte al sol varias veces al día, salir al balcón como lagartija y esperar la sombra de la tarde; cuando sientas que ya no podrás ayudate con un baño caliente, una taza de arroz con leche y tu película favorita.
No comerás, te quedarás ciego, sordo y un poco atontado, dejarás que tu corazón hable por sí sólo, soltarás cada vena y músculo de tu cuerpo.
Valdrá la pena, volverás a tomar café sin azúcar y a patear los botes de la banqueta, despertarás con una sonrisa y querrás saltar de la azotea, pero para volar...no para caer.

viernes, 25 de junio de 2010

Paréntesis del día

(Ayer mientras dormías, me percate de lo fácil que es olvidar los enojos cuando te veo tan pequeño, indefenso y tranquilo tirado en la cama. La pijama de piratas te queda corta y parecías más grande. En la tarde jugamos y te caíste varias veces, pero te causaba una alegría increíble. Te la pasaste platicándome; aunque yo no entendía nada, hacía como que sí. Me encanta verte sonreir)

jueves, 24 de junio de 2010

Rulfo dice:

"El empacho de lectura apendeja más que el empacho de comida"

Quiero mojarme la cara

Burlando las esquinas encontramos cuerpos parecidos, nos dividimos para después fusionarnos, intentamos nuevas estrategias, levantamos la mirada para ser mejores; sin embargo, seguimos siendo los mismos, llenos de cuestionamientos y frases hechas, cargando sobre la espalda el día entero, temiendo a los monstruos y cultivando lágrimas amargas.
A pesar de eso creo en las sorpresas y en la llegada de la migración, creo que el descaro y el cinismo pueden enterrarse bajo la cabeza de los muertos y que la mirada de un cómplice le da un ingrediente extra a los actos.
Así que mientras tanto, tengamos más encuentros, salgamos para que la lluvia nos caiga encima y nos moje la cara y el alma...y pongamos el despertador una hora más tarde.

miércoles, 23 de junio de 2010

Paréntesis del día

(Te busco en las esquinas, trato de percibir las señales, sigo las migajas pero ya se las comieron, no sé que más hacer...)